La producción de gas aumenta donde tiene precio subsidiado

EN JUNIO CRECIÓ UN 8,2% DEBIDO A LA MAYOR EXTRACCIÓN EN SÓLO UN ÁREA Como el Gobierno ya anunció que no aceptará nuevas propuestas con valor estímulo, la recuperación puede verse rápidamente acotada.

La producción de gas aumenta donde tiene precio subsidiado

La producción de gas aumentó un 8,2% en junio con relación a igual mes del año anterior y un 1,8% en el primer semestre. Pero gran parte de esta recuperación se debe sólo a un área de Vaca Muerta, Fortín de Piedra, que está concesionada a Tecpetrol del grupo Techint y fue la primera en entrar al régimen que asegura un precio estímulo de u$s7,5 al gas no convencional desde 2017.

El Ministerio de Energía informó el viernes que la Argentina produjo en junio 132,3 millones de metros cúbicos por día, y que ése "fue el mejor mes de producción de gas desde agosto de 2010". Añadió que "también fue el mejor semestre desde 2010". En los primeros seis meses, la extracción creció un 4,6% en comparación con igual lapso de 2017.

Si se desagregan los números por empresa, se nota que en junio dos de las tres principales productoras mantuvieron estable el volumen extraído con muy ligera disminución. Así, YPF produjo un total de 1.239 millones de metros cúbicos, apenas unos 146 menos que en el mismo mes del año anterior. Total 997 millones, 396 menos y Pan American Energy (PAE) 439.764 metros cúbicos, con una disminución de 14.173 metros cúbicos, lo que equivale a un 3,1% menos.

En cambio, Tecpetrol logró un avance importante de la producción pasando a 313.517 metros cúbicos desde 129.143, lo que significa 184.374 metros cúbicos más, o un aumento del 142,7%. Mientras Compañía General de Combustibles, también alcanzada por el régimen de precio subsidiado, produjo 132.702 metros cúbicos, con un aumento del 67,6%.

Si se considera el primer semestre, la producción de YPF disminuyó un 1,9%, la de Total mejoró un 1,8% y la de PAE se redujo un 5,8%, mientas la de Tecpetrol creció un 95,7% y la de CGC un 52,4%, pero dentro de volúmenes inferiores a los de las principales compañías.

Este comportamiento se debe a que en 2017 el Gobierno dio por terminado el Plan Gas de la administración anterior que aseguraba el precio estímulo de u$s7,5 por unidad a toda la producción que excediera la que se había logrado en 2012 para determinada área.

Nuevos proyectos

También anunció que a partir de 2018, la única producción con precio subsidiado sería la que surgiera de nuevos proyectos de gas no convencional, lo que quedó plasmado en la Resolución 46 firmada por Juan José Aranguren. Como consecuencia, YPF no pudo ingresar áreas de Vaca Muerta donde ya estaba extrayendo, mientras que Total y PAE obtuvieron autorización para nuevas iniciativas en la cuenca neuquina más tarde y recién ahora están empezando la etapa de desarrollo.

De este modo, aun cuando el gas ya tiene un precio de u$s4,60 para la mayoría de los usuarios del país, lo que está por encima de los valores internacionales y cubre ampliamente los costos locales de extracción, no es suficiente para que las petroleras aumenten las inversiones en yacimientos tradicionales.

Si se piensa que el régimen de la Resolución 46 termina en 2021, con un sendero decreciente de u$s0,50 por año, y además el Gobierno acaba de anunciar que ya no aceptará nuevos proyectos, puede estimarse que el aumento en la producción de gas se va a terminar acotando.

Este comportamiento de las petroleras, aun cuando la mayor productora está en manos del Estado nacional, también se verifica con la producción de crudo y es independiente del signo político del Gobierno.

Desde que asumió la actual administración, las empresas estimaron que se limitaría el precio del barril local que se mantuvo muy por encima del internacional hasta 2015. Ese pronóstico se terminó cumpliendo con rebajas sucesivas en el precio del mercado interno, hasta que finalmente, cuando el valor local coincidió con el internacional, se liberó el mercado, y luego comenzó la trepada de la cotización en el mundo que impactó en los precios de los combustibles al público, y que ahora se busca limitar.

En junio, la producción de crudo fue de 2.312.296 metros cúbicos, un 5% más que en 2017, pero un 3,1% menos que en 2016 y un 9,1% menos que en 2015. Si se toma el primer semestre del año, la Argentina produjo 13.945.318 metros cúbicos, un 1,9% más que en igual período de 2017, pero en 2016 se extrajeron 14.879.951 y en 2015 15.334. 162 metros cúbicos.


http://www.ambito.com/929635-la-produccion-de-gas-aumenta-donde-tiene-precio-subsidiado